En los niños, las alergias son la razón más común para la congestión nasal crónica. Se estima que un tercio de todos los estadounidenses sufren de algún tipo de alergia u otra. Algunas personas recurren a vacunas contra la alergia como una opción para la gestión eficaz de sus brotes de eczema.

Un médico general a menudo se refieren a un paciente con eccema a un alergólogo. Un alergista es un médico que está capacitado para ayudar a identificar la fuente de los pacientes alérgicos y luego ayudar a la persona a tratar los síntomas, lo que reduce la frecuencia de los brotes ocurren.



control de alérgenos

Las vacunas antialérgicas son una ¢ â, â, ¬ â "una forma de alergia y el tratamiento del asma, donde cada vez más, dosis controladas de un alérgeno se inyectan en un paciente durante un período de archivo.Una ¢ â, ¬ â ?? L 'objetivo detrás del uso de inyecciones para la alergia es aumentar la capacidad de un paciente para tolerar un alergeno en particular, mientras que al mismo tiempo, la reducción de los síntomas que se producen como resultado de una reacción alérgica.

Las vacunas antialérgicas se puede comparar a una vacunación. Sirven para aumentar la capacidad del sistema inmunitario para hacer su trabajo correctamente y entonces el más fuerte, más fácil es para bloquear una reacción alérgica en su lugar.

Las reacciones alérgicas

Una reacción alérgica se produce cuando â € "los errores del cuerpo una sustancia inofensiva común a un à ¢ ¬Ëœinvader. Cuando el cuerpo está expuesto a esta à ¢ ¬Ëœinvader, llevó a cabo una serie de reacciones químicas para proteger itself.à ¢ â, ¬ â ??

Hasta la persona que administre los está capacitado y sabe exactamente lo que están haciendo, vacunas contra la alergia pueden ser seguros y efectivos y con frecuencia puede ser utilizado con éxito en los niños de cuatro o cinco años de edad.

Algunas personas creen en su eficacia para controlar el eccema, mientras que otros son menos impresionados con los resultados. La investigación de vacunas contra la alergia para el eczema ha demostrado que en algunos casos puede causar los síntomas empeoren. Sin embargo, vacunas para las alergias se han encontrado para ser muy útil en el tratamiento de otros problemas como los síntomas asociados con la fiebre del heno, que son una secreción nasal, estornudos y ojos llorosos; problemas respiratorios en el campo de asma y alergia síntomas que acompañan a picadura de insecto.

vacunas contra la alergiaRégimen

Las vacunas antialérgicas contienen una forma del alergeno sospechoso que se purifica. En general, los disparos se dan en un año enfermo y en un lapso de cinco años. La dosificación de la vacuna para alergia comienza pequeña y luego gradualmente durante los primeros cuatro a seis meses aumentó gradualmente. Después de este período de tiempo los niveles de dosificación fuera de lo que se llama un "Ã ¢ â, ¬ â mantenimiento dose.Ã ¢ â, ¬ â ?? estabilizado Esta cantidad se administra al paciente durante un período de hasta tres años.

Es importante ir a sus inyecciones antialérgicas una o dos veces a la semana al comienzo del tratamiento. La dosis se empezó lento y luego aumentar gradualmente para permitir que el sistema inmunológico se acostumbre a él y deje que el tiempo para empezar a construir una inmunidad al invasor sustancia.

Esto se conoce generalmente como la acumulación de fase. Una vez que esto se alcanza, la dosis de mantenimiento debe estar en el juego, y luego la frecuencia de tener que conseguir vacunas para las alergias comienza a caer. Se va un tiro semanal, quincenal, y luego en muchos casos mensuales.

Las vacunas antialérgicas se ha encontrado que funciona mejor para determinados alérgenos que otros. Por ejemplo, funcionan mejor con los alérgenos inhalados como la piel del animal doméstico, el polvo, el polen, el moho y el polen. Esto puede explicar por qué la fiebre del heno y el asma son dos condiciones que respondan mejor a vacunas contra la alergia para el eczema.